Reporte de residencia #CiudadDeCruces

Solamente esta ciudad a la cual pertenezco, esta ciudad de las escaleras, los laberintos, las plazas, los zaguanes y los tejados recostándose bajo el cielo podía ofrecerme en aquel momento el interés suficiente para seguir recorriéndola, para violarla sin piedad arrastrándome con Eva por sus calles a fin de descifrarla paso a paso mediante el ojo de mi cámara.1

El día lunes 07 de abril inicio la residencia Ciudad de Cruces con la participación de los artistas José Pemjean, Vania Caro, Alejandro Uribe, Marisol Maza, Camila Valones, Rodrigo Fiusa Wanderley, Luciana Bedini, Matthieu Meert (Parole), Sophie Saporosi.
La residencia busca reflexionar sobre la ciudad y su representación como escenario para el arte contemporáneo.

El programa busca generar espacios para el desarrollo de propuestas artísticas, basadas en el diálogo, el intercambio y el trabajo colaborativo entre participantes, espacios independientes, vecinos, centros culturales, comunidades locales y personas que habiten o transiten el Centro Histórico de Quito.

Llegar a una ciudad de la que conoces poco o casi nada, compartir con otros artistas que no conoces, y plantearte la producción de un proyecto artístico colectivo o individual en un territorio inexplorado y sin mapas, es lanzarse al vacío. Residir es construir una propuesta desde la experiencia que significa habitar con otro(s) en el campo de las ideas y dejarse afectar por “esos otros” y por el entorno que estamos habitando.

Ser habitantes pasajeros en una ciudad (y no turistas) obliga a lxs artistas participantes a mirar las situaciones urbanas de una forma radical; entender la ciudad y tener dudas en la construcción de sentido sobre la misma. En la residencia Ciudad de Cruces existe la posibilidad de traducir la experiencia en la ciudad en símbolos que configuren un paraguas de lo que ha significado para los artistas residir en Quito; una lectura de la ciudad desde un ejercicio de observación, participación y afección. La ciudad como constructo social puede ser recontextualizada y resignificada desde el arte.

Las experiencias y gestos que los artistas se encuentran trabajando responden a pensar un espacio no sólo por su dimensión física o ubicación, sino por su carga social, por la actividad viva de los usuarios, y por la presencia en ellos de otros contenidos culturales.

Cada ciudad es una creación cultural − marcas que evidencian modos de habitar, de mirar y de imaginar en el esfuerzo que hacemos, como habitantes pasajeros, de apropiarnos de una memoria desde donde construir un sentido de identidad y de convicción. La ciudad es un espacio que supone varias alternativas de “estar”, de búsqueda, de indagación, de recorrer un laberinto.

Edu Carrera.
Curador de la residencia #CiudadDeCruces – No Lugar.

 

Registro Fotográfico de la primera semana:

 

_______________________________

  1. Ubidia, op. cit., p. 28

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s